Una de las actitudes más frecuentes de las personas orgullosas, es no admitir que han cometido errores. A este comportamiento negativo, suman el que, generalmente, no se excusan ni piden perdón. Cuando actúan así, levantan enormes barreras en las relaciones con su familia y con aquellas que representan su entorno en la cotidianidad. ¿Está actuando usted así? Es hora de revisarnos. Escuche el episodio del Programa “Vida Familiar” con Fernando Alexis Jiménez#RadioBendiciones | Visítenos>> https://bit.ly/3iCAwsB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s